Sexo y género


Sexo y género

Hola estudiante del primero y segundo año de la carrera de Psicología clínica de la Universidad Autónoma de Chinandega, UACH, les saluda su docente.
Y saludos también a aquellos estudiantes de otras universidades que nos visitan.
En este artículo abordaremos la clase del Domingo 25 de noviembre la cual incluye los siguientes temas:

1.   Sexo y Género
2.    Definición de sexo
3.    Definición de género
4.    Diferencias entre sexo y género
5.    Video Despierta Raymundo

Sin más, empecemos.

¿Qué significa ser hombre y ser mujer?

Muchos de nosotros tenemos una idea de lo que significa ser hombre y mujer, estas ideas parten de las diferencias visibles de nuestros cuerpos o de roles y comportamientos que determinan lo masculino y lo femenino.

Pero, a través de las historia hemos visto que estas características que hoy damos por sentadas no siempre eran así, en muchas ocasiones a lo largo de la historia los comportamientos esperados para hombres y para mujeres han variado.

Por poner un ejemplo, convencionalmente se ha asimilado la relación entre feminidad y maquillajes, lo increíblemente contradictorio es que el maquillaje tal como le conocemos fue inventado en Egipto precisamente para uso de los varones, en respuesta a una leyenda propia de su religión, la cual cuenta que ‘Cuando Horus (dios Celeste) peleó contra su Tío Seth (dios de la Tormenta) perdió un ojo, por lo que inventó el maquillaje para restablecer la perfección de su belleza y ocultar su imperfección’

Y es así, el maquillaje llegó a ser signo de poder y realeza, replicado por todas las culturas, desde los romanos, chinos, franceses e ingleses. Y no fue hasta el periodo de la reina Victoria del Reino Unido que se prohibió el uso de maquillajes en varones, esto en 1908.

Así mismo ha pasado con muchos comportamientos y estereotipos que hoy por hoy representa a una mujer y a un hombre pero que han ido cambiando con el paso del tiempo. Estos roles es a lo que llamamos genero.

¿Qué es sexo? ¿Qué es género?

Entendiendo esto definamos entonces

Sexo, en su definición estricta es una variable biológica y genética que divide a los seres humanos en dos posibilidades solamente: mujer u hombre. La diferencia entre ambos es fácilmente reconocible y se encuentra en los genitales, el aparato reproductor y otras diferencias corporales pero sobretodo cromosomática y genética.
Ante esto solo existen dos sexos posibles, hombre o mujer y esto viene determinado por nuestra información genética.

El género, en cambio, es algo dinámico, que se expresa mediante las acciones, la conducta. Esto significa que no puede ser conocido de un modo fiel realizando mediciones objetivas, dado que depende de una perspectiva aportada por la cultura
El género es, hasta cierto punto, un fenómeno psicológico y simbólico producto de la sociedad y condiciona el comportamiento esperado para un hombre y una mujer.

Las principales diferencias entre sexo y género

Ahora que ya sabemos por encima de qué estamos hablando, pasemos a ver las diferencias entre sexo y género.

1. El género es una construcción social, el sexo no

Es necesario matizar esto, ya que cualquier concepto (ya sea el de árbol, montaña o río) es una construcción social. Sin embargo, mientras que el sexo se refiere en elementos desarrollados biológicamente sin que tengamos apenas capacidad de alterarlos, en el género sí intervienen nuestras ideas y expectativas.

Por ejemplo, ciertos rasgos andróginos en mujeres, como una delgadez uniforme por todo el cuerpo, pueden parecer poco femeninos hoy, pero en los años 20 resultaban femeninos y sexualmente atrayentes. Sin embargo, nuestra valoración de las cosas y nuestras expectativas no cambia el hecho de que la inmensa mayoría de personas nacen con pene o vagina, siendo estos atributos que contribuyen a identificar el sexo de alguien.

2. El género es exclusivo de animales con pensamiento abstracto

Mientras que podemos localizar sexos incluso en plantas y peces, el género solo está presente en animales con una capacidad relativamente alta de pensamiento abstracto, el máximo representante de los cuales es el ser humano (en el pasado, quizás, otras especies del género homo).

Esto es así porque el género es, al menos parcialmente, una construcción social, tal y como hemos visto, y para desarrollar construcciones sociales es necesario construir una semántica y sistemas de símbolos acerca de lo que es femenino y masculino.

3. El género puede estar en un continuo, el sexo no

Como el género está mediado por la cultura, es posible ver cómo lo femenino y lo masculino es diferente entre las personas, dependiendo de sus opiniones. A su vez, una persona puede sentirse ni femenina ni masculina, lo cual significa que su pensamiento aplicado a la autoimagen no categoriza de forma clara lo que es uno mismo. Esto, lejos de ser algo puramente subjetivo, es una evidencia de conducta verbal (pensamiento) huyendo de categorías cerradas del tipo hombre/mujer.
El sexo, en cambio, puede presentarse en ocasiones de formas muy poco comunes, pero en general, hay un grupo muy limitado de criterios que permiten valorarlo: genitales, tipo de gónadas y cromosomas, principalmente.

4. El sexo no puede ser performativo

Tal y como hemos visto, el género es al menos en parte simbólico. Eso significa que se expresa en el movimiento, lo que hacemos, mientras que el sexo es estático, depende de elementos rápidamente objetivables que se encuentran en elementos materiales. Esto hace que el género pueda ser “negociado” en las conversaciones y en el modo en el que nos relacionamos con los demás.

Por ejemplo, si un hombre se trasviste en una despedida de soltero y trata de actuar de un modo femenino, generalmente se entiende que hace comedia. Sin embargo, en otro contexto, esa misma acción puede ser directamente la expresión del deseo genuino de formar parte del género femenino.

5. El sexo comporta un rol reproductivo diferente

Esta es una de las diferencias fundamentales entre sexo y género. Una mujer, independientemente de sus percepciones relativas a su género, tiene una función reproductiva distinta a la de un hombre: el paso por el embarazo, etc. El género puede llevar a experimentar este hecho de uno u otro modo, pero no lo cambia.

Caso de Raymundo

Ahora para ejemplificar los roles asignados al genero les presentamos este video que será el caso para analizar en nuestra clase del próximo domingo, siguiendo también los otros puntos especificados en el paso a paso para la sesión. 




Recuerda anotar tus observaciones sobre el vídeo que el próximo domingo le discutiremos en la sesión.

Si deseas descargar este articulo en formato PDF da click acá.

Recuerda comentar en la caja de comentarios de abajo.

Hacia adelante.