DIFERENCIA ENTRE PSICOSIS Y NEUROSIS


¿Qué es la neurosis?

Una Neurosis es una respuesta emocional exagerada, con respecto al estímulo que la produce, es involuntaria y difícil en controlar que se desencadena en algunas situaciones y que se expresa en forma de síntomas asociados al nerviosismo, la angustia y la ansiedad.

Esta reacción emocional exagerada o neurótica puede ser muy intensa para quien la está sufriendo, pero puede no ser evidente para las personas del entorno.

En general, la persona neurótica sabe que su reacción emocional ante la situación es exagerada, pero no puede evitarla, ni es capaz de gestionarla de forma adecuada.


En ocasiones, para recanalizar el agobio provocado por estas reacciones emocionales exageradas, las personas con neurosis obsesivas pueden desarrollar conductas repetitivas, como rituales compulsivos o TOC, o intentar atenuarlas consumiendo sustancias como el alcohol o drogas o hacer una ingesta exagerada de comida.

La neurosis es realmente una búsqueda de adaptarse y soportar una realidad que, de otra forma, no podría ser asimilada por el sujeto. De ahí vienen algunos comportamientos que, aunque incomprensibles para quienes no padecen dichos trastornos, como ocurre en los enfermos con trastorno obsesivo compulsivo, para ellos es una conducta que tiene una finalidad muy obvia, consistente en eliminar la angustia que sienten ante situaciones que no pueden dominar.

QUÉ SON LAS PSICOSIS



Las psicosis designan un grupo de enfermedades que implican la pérdida de la noción de la realidad, haciendo que la persona la reinterprete por completo, principalmente debido al hecho de que no cuenta con mecanismos suficientes para soportarla y hacerle frente. Entre estas enfermedades tenemos la esquizofrenia o el trastorno delirante crónico. En este tipo de dolencias el enfermo no es consciente de que padece una enfermedad, por ello, y vive su reinterpretación como si fuera la realidad.

Por ello, es muy habitual que las personas que sufren alguna de las enfermedades agrupadas dentro de las psicosis se crean con una misión especial que los demás no comprenden o que se convenzan de que existen confabulaciones contra ellos (sensación de que hay alguien que controla su pensamiento).

CARACTERÍSTICAS DE LAS PSICOSIS

Una persona que sufre de psicosis suele manifestar conductas desadaptadas a la realidad que le rodea en ese momento, y hace comentarios o mantiene conversaciones que no son coherentes ni apropiados con la situación en la que se encuentra.

Crea un mundo propio, irreal, e interpreta de forma delirante lo que ocurre a su alrededor, que considera real y se comporta en su entorno de acuerdo con estas interpretaciones propias. Otra característica de las psicosis es que la persona puede tener temporadas de normalidad pero de vez en cuando se producen lo que se llaman brotes, que es cuando aparecen los síntomas alucinatorios o delirantes.

En ocasiones antes de que aparezcan estos brotes, se manifiestan unos síntomas, que a veces son muy sutiles, que indican que la persona va a sufrir un brote.

Estos síntomas se denominan pródromos y el especialista de salud mental debe estar muy atento a su aparición, ya que es el momento optimo para comenzar un tratamiento farmacológico o ajustar las dosis de la medicación, en caso de que ya se este en tratamiento.

A diferencia de la neurosis, una persona con psicosis puede no ser consciente de lo que realmente le está pasando y de la gravedad de su estado.

Principales diferencias entre psicosis y neurosis



Ahora que ya sabemos qué significa neurosis y psicosis dentro del mundo de la psicología y salud mental, es importante que nos detengamos en las diferencias principales entre ambos aspectos ya que es fácil que terminemos confundiéndonos.

Aquí te dejamos las principales diferencias entre psicosis y neurosis que remarcan las características de cada una de estas condiciones mentales:

− La psicosis hace que el paciente reinterpreta la realidad y la adapte a su concepción personal o delirante del mundo. En cambio, la neurosis provoca que el paciente intente buscar nuevas formas para adaptarse a una realidad que no termina de soportar.

− En ambas dolencias pueden aparecer comportamientos extraños y conflictivos; sin embargo, los neuróticos no son tan peligrosos porque viven en la realidad, en cambio, los psicóticos están en una realidad "paralela" y pueden llegar a cometer acciones nefastas sin que siquiera se den cuenta.

− Otra de las diferencias entre psicosis y neurosis es que, los primeros, no saben que están enfermos, creen que los demás están intentando engañarle y aprovecharse de él. En cambio, el neurótico sí que es consciente de que está enfermo y de que lo que percibe es producto de su inestabilidad mental.

− Los síntomas entre ellos también son diferentes pues, por un lado, los psicóticos suelen experimentar cuadros de delirio y alucinación mientras que los neuróticos únicamente sienten ansiedad y angustia extrema.


− Y, por último, otra de las grandes diferencias entre psicosis y neurosis es que la primera de ellas es una enfermedad mental mientras que la segunda es un trastorno psíquico que puede tratarse con terapia y ayuda profesional.

Finalmente, otra diferencia esencial entre ambos trastornos es el hecho de que la neurosis, aunque nos puede impedir realizar actividades determinadas, no afecta en gran medida con las actividades de la persona, mientras que en el caso de las psicosis al sujeto le resulta imposible llevar una vida normal

Conclusión

La neurosis y la psicosis son trastornos psicológicos muy diferentes. Aunque ambos necesitan tratamiento, cada patología requiere recomendaciones distintas. Una persona que sufra algún tipo de neurosis tiene un cuadro clínico que presenta un buen pronóstico cuando se combina una intervención psicológica con ciertos tratamientos farmacológicos.

En cambio, un paciente con un trastorno psicótico debe ser consciente que los medicamentos son parte esencial de su tratamiento. Después, en algunas ocasiones, se pueden complementar el tratamiento psiquiátrico con terapia a criterio del especialista, la terapia puede tener cierto papel en la prevención de nuevos brotes psicóticos.

Acudir a un centro donde trabajan de forma conjunta, especialistas en psicología clínica y psiquiatría, permita tratar los problemas de salud mental como la neurosis o la psicosis de forma multidisciplinar, realizando tratamientos más eficaces que ayudan al paciente a mejorar notablemente su calidad de vida. Existen diferentes tipos de terapia y la elección dependerá de las necesidades del paciente.

¿Necesitas descargar este articulo en fromato PDF? solamente da clic a este enlace.

Comparte con tus amigos y recomienda nuestra página. Así mismo buscanos en facebook para mantenerte actualizado de todas nuestras publicaciones.

Además puedes consultar las siguientes publicaciones que les serían de utilidad:

También te puede interesar: