La psicología de la gestalt. ¿Qué es?


¿Qué es la Psicología de la Gestalt?

El término gestalt significa “forma” y, más ampliamente, “en su mejor forma”, “en buena forma” (Boring, 1979). La psicología de la gestalt se caracteriza por ocuparse de los procesos mentales y conductuales como un todo; a sus datos se les llama fenómenos.

Su postulado básico es que el todo es más que la suma de sus partes. Christian Ehrenfels (1859-1932), influido por la psicología del acto de Brentano en Viena, fue el primero en referirse a las cualidades de la forma; se planteó el problema de si la percepción de forma en el espacio y en el tiempo era una nueva cualidad o era la combinación de otras cualidades; apoyó la primera opción con argumentos empíricos.

La gestalt expresa la premisa fundamental de un sistema de psicología que ve los acontecimientos psicológicos como fenómenos organizados, unificados y coherentes. Tal postura destaca la integridad de un nivel psicológico de las actividades humanas que pierde su identidad si se analiza en componentes preconcebidos. La psicología de la ges- talt se caracteriza por su antirreduccionismo; argumenta que el mero intento de reducir los hechos psicológicos a sus componentes fisiológicos hace que se pierdan (Brennan, 1999, p. 213).


Durante las primeras décadas del siglo XX, la psicología de la gestalt fue una corriente de pensamiento que ofreció una alternativa importante y un desafío al estructuralismo, al funcionalismo, al conductismo y a las escuelas de la psicología dinámica. La gestalt pugnó por convertirse en la corriente dominante entre las diversas opciones que ofrecía la psicología moderna, llegando a recibir el calificativo de “Escuela” en la historia de la psicología (Hothersall, 1997; Tortosa, 1998).

La psicología de la gestalt fue inaugurada oficialmente en Frankfurt, Alemania, a raíz de las formulaciones que publicara Max Wertheimer (1880-1943), en 1912 sobre el movimiento visual. Planteó el problema concreto de la percepción del movimiento, experiencia a la que llamó movimiento fenoménico o fenómeno phi. Wertheimer sostenía que la percepción del movimiento es una experiencia orgánicamente distinta de la percepción de luces estacionarias y que no existe ningún ordenamiento en serie de puntos estáticos capaces de dar este tipo único de experiencia. La esencia misma de la experien- cia es el modo en que se produce la organización temporal de las dos estimulaciones.


El phi es un fenómeno que emerge y forma parte de la situación, psicofísica total y no de sus factores por separado. Wertheimer desarrolló el concepto de procesos cruzados en el cerebro, es decir, de interacciones dinámicas de las diversas excitaciones corticales que derivan de dos estímulos. Se refirió a la bondad de la forma como el atributo dinámico de la autorrealización, inherente a toda totalidad estructurada. Pasó estos conceptos de la psicología de la percepción a la del pensamiento (Murphy, 1960; Boring, 1979; Hothersall, 1997; Tortosa, 1998; Brennan, 1999).

Los alemanes Wolfgang Köhler (1887-1967) y Kurt Koffka (1886-1941) se asociaron a Wertheimer y apoyaron su nueva doctrina. Köhler, doctor en psicoacústica, realizó investigaciones en el área del aprendizaje con animales. Planteó las deficiencias de la teoría de Thorndike sobre el aprendizaje a base de ensayo y error, y se esforzó por demostrar que los monos y las gallinas perciben las relaciones entre los estímulos y no los estímulos aislados; que logran la solución a un problema en forma repentina mediante un pro- ceso de integración, comprensión o discernimiento donde el sujeto responde a un sistema integrado de claves; tal discernimiento conduce a un aprendizaje rápido. Aportó también una teoría de las estructuras fisiológicas y mentales, en la que postuló la existencia de una correspondencia entre el campo perceptual y el campo fisiológico del cerebro.



Koffka, por su parte, realizó una serie de estudios experimentales sobre el ritmo. Más adelante publicó los postulados de la psicología de la gestalt emanados del trabajo desarrollo de sus tres líderes y, en 1921, destacó por sus investigaciones en el área del desarrollo infantil.

Las vertientes filosófica y fisiológica influyeron, básicamente, a la psicología de la gestalt. De la filosofía heredó la fenomenología de Edmund Husserl (1859-1938), discípulo de Brentano y maestro de Koffka. De la fenomenología de Husserl como sistema contemporáneo se hará una referencia específica más adelante, aunque procede aquí analizar los conceptos que de ésta tomaron los primeros gestaltistas. Köhler señaló que la fenomenología tiene la posibilidad de hacer descripciones libres de la experiencia inmediata, sin analizarla en sus elementos formales. Decía que nunca se podrá resolver algún problema sobre los últimos principios si no se regresa a la fuente de los conceptos, es decir, se debe utilizar el método fenomenológico, del análisis cualitativo de la experiencia.

La psicología bipartita de Külpe (acto y contenido), de la tradición fisiológica, in- fluyó a los gestaltistas a través de Wertheimer, quien fue su alumno en Würzburgo. La psicología de la gestalt protestó contra la tendencia que sólo admitía los contenidos sensoriales como datos de la experiencia, y afirmó que los objetos se dan como tales en la experiencia, que son datos inmediatamente observables y que lo inferido es el análisis sensorial que de ellos se hace. Así, incluyeron los conceptos de Külpe sobre los objetos de la experiencia y los significados dentro de los datos que debía estudiar la psicología. Algunos principios básicos provenientes de la experimentación fisiológica de los gestaltistas son los que se enuncian como las leyes de la forma, la relatividad y la transposición, la constancia del objeto, la dinámica de campo, y el isomorfismo (la teoría de que el campo perceptual corresponde a un campo cerebral excitatorio).


Las obras de Köhler y Koffka ampliaron la base perceptual para formular un sistema general que en particular sirvió a los procesos superiores de pensamiento: insight, en- tendimiento y pensamiento productivo.

El movimiento de la psicología de la gestalt se resume así: es el representante de un punto de vista motor en oposición al molecular, que asume como método la experimen- tación fenomenológica y que adopta una visión dinámica o de campo ante el sistema nervioso. Sus aportaciones a la psicología se relacionan con la aplicación de sus métodos a las áreas de investigación sobre percepción, sensación, aprendizaje, pensamiento, motivación y personalidad, así como a los campos de aplicación de la psicología educativa y social. Más adelante se mencionarán los sistemas y exponentes representativos derivados de la psicología de la gestalt en los terrenos arriba señalados.

¿Quieres saber más? descarga el libro Ejercicios y técnicas creativas de Gestalterapia, solamente da clic a este enlace.

Cuentanos, ¿en tu pais existen alguna Escuelas terapeutica? Dejalo en los comentarios, ademas te invitamos a que compartas con tus amigos y recomienda nuestra página. Así mismo buscanos en facebook para mantenerte actualizado de todas nuestras publicaciones.

Además puedes consultar las siguientes publicaciones que les serían de utilidad:

También te puede interesar: