Evaluación psicopedagógica y orientación educativa. Volumen I. PDF


En  el proceso de enseñanza - aprendizaje,  profesores  y  padres  piden  a  menudo  ayuda  de  otros profesionales, entre ellos los orientadores, cuando hacer camino al andar resulta difícil.

En estas ocasiones, más allá de las rutinas de trabajo establecidas, los profesionales de la orientación se preguntan con frecuencia: ¿Qué puedo ofrecer a padres y profesores que les ayude en su tarea? ¿Qué validez tienen las ideas en que me apoyo? ¿Cómo puedo plantear mi trabajo para ser más efectivo? ¿Debería cambiar? 

Estas son las preguntas a  las  que  esta  obra intenta  dar  una  respuesta  que  no  es  fácil,  porque  depende  del  modo  de concebir la actividad del orientador.

A diferencia de lo que suele ocurrir en otras ciencias, en el ámbito del trabajo social todo el mundo tiene ideas y opiniones sobre  lo que hay que hacer ante un problema. Incluso ciencias como la psicología o la pedagogía no ofrecen modelos universalmente aceptados sobre cómo actuar. Sin embargo, hay modelos y formas de actuación que, más allá  de  posiciones  ideológicas,  han  resultado  ser  eficaces  a  la  hora  de  afrontar  los problemas  con  los  que  se  encuentra  el  orientador,  y  son  estos  modelos  y  formas  de proceder de los que habla esta obra.
Aunque  nos  quedan  por  decir  dos  cosas  que  son  obvias,  pero  que  es necesario mencionar. Primero, esta obra no cubre otros muchos problemas a los que se enfrenta  el  evaluador,  como  son  los  relativos  a  los  que  presentan  los  alumnos  con necesidades  educativas  especiales.  No  obstante,  creemos  que  proporciona  un  marco general  dentro  del  que  los  expertos  en  estos  problemas  específicos  pueden  situar  los procesos  de  evaluación  e  intervención.  

Y,  segundo,  las  ideas  expuestas  en  los  dos volúmenes  que  componen  la  obra  no  agotan  las  perspectivas  sobre  cada  uno  de  los problemas, si bien son las que nos han parecido mejores –con más apoyo empírico– para dar lugar a “buenas prácticas”. Constituyen, pues, sólo un paso en el proceso “evolutivo”del  conocimiento  sobre  cómo  el  orientador  puede  hacer  su  trabajo.  Como  decía Machado, “hacemos camino al andar”

Para descargar el volumen 1 solamente dá clic acá.

Así mismo te invitamos a compartir esta pagina con tus redes sociales, ademas comenta en el cuadro de abajo qué otro libro deseas que subamos a la pagina.

También te puede interesar: