¿Qué son las neurosis?



¿Qué son las neurosis?

Aunque inicialmente las neurosis se asociaron a causas vinculadas a un mal funcionamiento del sistema nervioso, posteriormente se comprobó que éstas eran posiblemente las alteraciones psicopatológicas que presentaban una etiología de naturaleza más claramente psicológica. 

Las neurosis han derivado en un conjunto de trastornos diferentes, pero que poseen aspectos comunes al concepto tradicional de neurosis como, por ejemplo, la idea de contacto con la realidad, los notorios desajustes emocionales y la vinculación con fenómenos del estrés. Esto hace necesario presentar inicialmente un enfoque psicopatológico sobre el estrés, fenómeno que puede estar implicado en cualquiera de este grupo de trastornos. 


Los trastornos de ansiedad y los depresivos (trastornos del estado de ánimo) constituyen el principal bloque de este tipo de alteraciones. Las antiguamente denominadas neurosis histéricas se configuran actualmente en dos importantes categorías: los trastornos somatoformes y los trastornos disociativos; aparte, claro está, de algunos síndromes, como el trastorno hipocondríaco, que categorizado como trastorno somatoforme nunca ha sido entendido como alteración de tipo histérico.

El cambio de concepto de la neurosis.


Aun en el DSM II se describen a los trastornos mencionados como Neurosis:

El DSM-II establece los siguientes síndromes de neurosis, entre los cuales se incluyen muchos de los que hoy entendemos como trastornos de ansiedad:

1) neurosis de ansiedad (la ansiedad no se asocia a un objeto o situación específica);

2) neurosis histérica (tipos: de conversión y disociativa);

3) neurosis fóbica (la ansiedad se asocia a un objeto o situación específica);

4) neurosis obsesivo-compulsiva;

5) neurosis depresiva;

6) neurosis neurasténica;

7) neurosis de despersonalización, y

8) neurosis hipocondríaca.


La publicación de la tercera edición del DSM (DSM-III; APA, 1980) significó un cambio radical sobre sus antecesores. Supuso una notable mejora respecto a cualquier sistema al uso de clasificación categorial de los problemas de ansiedad y, en particular, significó el comienzo de una nueva era en la conceptuación y diagnóstico de los trastornos basados en la ansiedad. De hecho, el DSM-III, comparado con las anteriores ediciones del DSM, es más descriptivo y detallado, más específico (los trastornos de ansiedad son definidos con gran especificidad y operatividad de criterios), más fiable y válido, elude los supuestos etiológicos psicodinámicos (es ateórico) y se centra más en conductas observables que en conductas inferidas (sobre todo al suprimir las premisas psicoanalíticas imperantes). Además, el DSM incluye por primera vez el grupo de los «trastornos de ansiedad» (también incluye un grupo específico de trastornos de ansiedad característicos de la infancia y adolescencia).


A partir de aquí los DSM han suprimido la caracterización de las Neurosis y los trastornos que anteriormente llevaban ese titulo ahora forman parte de los trastornos de ansiedad.